Refracción. Prog 3. Ciencias de la complejidad

Durante siglos, los científicos han reducido la naturaleza a partes pequeñas para comprenderla mejor. Reducir la vida a genes y moléculas, o la materia a átomos y partículas, no tiene nada de malo y ha demostrado ser muy útil. Pero esta forma de hacer ciencia se está quedando corta para solucionar los problemas urgentes del país.

Como respuesta nacieron las ciencias de la complejidad, que cada vez ganan más importancia alrededor del mundo. Y México no se está quedando atrás. En octubre de 2015, científicos y estudiantes mexicanos inauguraron el edificio del Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM, en Ciudad Universitaria.

La ciencia está cambiando. La complejidad ofrece una alternativa que promete encontrar soluciones al cáncer de mama o el cambio climático, pero también a las crisis económicas o al tráfico en nuestras calles. Soluciones que pueden hacer del mundo un lugar menos complicado.

Abre los ojos tv.unam.mx

Regresa