Refracción. Prog 10. Aritmética en exceso

¿Sufriste en la escuela con el Baldor? Es fácil sobreponerse de esa experiencia —muy común— con la conclusión de que la existencia de las matemáticas se justifica con hacer la vida imposible a todo estudiante. Pero esa conclusión es errónea, como lo ejemplifica la gente, por lo demás normal, que no sufrió ni con el álgebra de Baldor, ni con la trigonometría, ni con el cálculo integral. Ellos alegarían que el problema no son las matemáticas sino lo que la escuela hace con la materia. Entonces, ¿el problema son los maestros? ¿Los planes de estudio? ¿La SEP? El remedio podría estar en encontrarle la lógica al asunto.

Abre los ojos tv.unam.mx

Regresa