La UNAM responde P36, Dr. Rodrigo Medellín Legorreta y el Dr. Gerardo Suzán

En la UNAM Responde conducido por Rosa Brizuela, el Dr. Carlos Rosales, del Instituto de Investigaciones Biomédicas comentó que la Vitamina C, aunque es buena para proteger nuestra salud, no es un tratamiento para aliviar la infección por COVID-19, tampoco los son los anticuagulantes, la aspirina o el paracetamol. Lo mejor es acudir al médico si se tienen síntomas y no automedicarse.

Los Dres. Rodrigo Medellín, del Instituto de Ecología y Gerardo Suzán, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, mencionaron que más del 90% de los virus que existen en nuestros ecosistemas son benéficos para los seres vivos y las plantas, y no hay por qué tenerles miedo. Existen más de 200 tipos de coronavirus y solo 7 nos causan malestar a los humanos. Por muchos años en la UNAM han estudiado distintas especies de animales, entre ellos los murciélagos, para saber cómo se da la evolución de algunos virus.

Recalcaron que los murciélagos no son los culpables de que el SARS COV2 esté entre los humanos, este virus pasa de humano a humano no lo transmite el animal. Ellos estudian los ecosistemas invadidos, deforestados, con recursos naturales explotados en donde el contacto con animales silvestres y domésticos es demasiado. Los culpables de esta pandemia somos nosotros y debemos preguntarnos qué vamos a hacer para prevenir la siguiente pandemia.

Esta crisis es una llamada de atención a cada uno de nosotros para cuidar el medio ambiente, debemos tomar en cuenta que estamos perdiendo especies y la salud integral requiere de un equilibrio entre la salud animal y la humana.

En el Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología diseñaron un prototipo de hisopo biodegradable para diagnosticar COVID-19 gracias a la impresión en 3D. Los investigadores encabezados por la Dra. Celia Sánchez requieren el apoyo de patrocinadores para producirlos masivamente y hacerlos llegar a los hospitales.

Flavio Florencio presentó el diario de una doctora que trabaja más de 12 horas en un hospital COVID. El testimonio ejemplifica lo complejo que es portar el equipo de protección para no contagiarse, el cual le impiden tomar agua, ir al baño e incluso comer. Durante su jornada habla de la frustración por ver que pacientes con hipertensión o diabetes no ganan la batalla y sus compañeros médicos y enfermeros también se infectan. Ella pide a la gente que permanezca en sus casas para que no haya más personas enfermas y fallecidos.

covid

Regresa

Pulsa aquí para añadir un texto