La UNAM responde, Importancia del registro en aguas residuales de COVID paralelo al epidemiológico.

Invitados:

Dra. Marisa Mazari Hiriart Instituto de Ecología, LANCIS

Dr. Adalberto Noyola Robles Instituto de Ingeniería

Dra. Ana Cecilia Espinosa García Instituto de Ecología, LANCIS

En la UNAM Responde, conducido por Rosa Brizuela, el Dr. Carlos Rosales, del Instituto de Investigaciones Biomédicas explicó que una persona con la enfermedad de COVID-19 puede contagiar a otras cercanas y no necesariamente presentarán síntomas. Ante este riesgo lo más importante es acudir al médico, realizarse la prueba y tomar las medidas de higiene recomendadas.

En algunos países de Europa como Holanda se han realizado pruebas para confirmar la existencia de elementos característicos del SARS-CoV-2 en aguas residuales, lo cual no implica que sea un riesgo de contagio para la gente, sin embargo, es información fundamental para aprender a cuidar mejor la salud humana y del medio ambiente. De este tema hablaron tres especialistas universitarios.

La Dra. Ana Cecilia Espinosa, del Instituto de Ecología, manifestó que hay muchas enfermedades virales transmitidas por el agua como la poliomielitis y la hepatitis A. Los virus y bacterias transmisores de este tipo de enfermedades pueden estar en el agua potable o en las aguas residuales, por eso como investigadores trabajan en la elaboración de protocolos de monitoreo de los cuerpos de agua para presentarlos a las autoridades correspondientes como CONAGUA.

Espinosa señaló que la academia y el personal técnico encargado de vigilar el agua que consumimos deben trabajar de forma conjunta para saber cómo están las aguas de nuestro país y verificar su calidad.

Por su parte, el Dr. Adalberto Noyola, del Instituto de Ingeniería, señaló que todo sistema de aguas residuales debe considerar parámetros de monitoreo para tomar decisiones. Esta dinámica se encuentra descuidada y es poca a la información disponible sobre la calidad del agua limpia y de los sistemas de drenaje.

La infraestructura que se tiene en México es suficiente pero se necesita personal capacitado para poder operar. Nuestro país no ha puesto atención en el manejo adecuado de su recurso hídrico por eso una gran cantidad de cuerpos de agua naturales están contaminados. Es importante hacer una inversión muy fuerte de saneamiento, COVID-19 abre la oportunidad para manifestarle a los gobernantes que nos interesa cuidar el medio ambiente.

La Dra. Marisa Mazari, también del Instituto de Ecología, informó que además de Holanda, otras naciones como Suiza y Estados Unidos ya están llevando a cabo este tipo de pruebas de calidad en medio de la pandemia desde marzo, pero en México apenas se ve la intención de las autoridades para realizarlas.

El monitoreo de aguas residuales es una herramienta útil para saber qué tipo de organismos, virus o bacterias estamos desechando al medio ambiente a través de estos cuerpos de agua. Todas las aguas desechadas en este momento de hospitales y clínicas COVID es vital para el estudio del virus que provoca esta enfermedad.

Jacobo Dayán, coordinador de la Cátedra Nelson Mandela de Derechos Humanos, apuntó que las manifestaciones sociales en contra de la represión policial irán en aumento y serán cada vez más grandes no solo en Estados Unido y México, sino en todo el mundo.

La pandemia por COVID-19 ya está presentando graves crisis económicas que motivan el descontento añadido a los actos cometidos por sistemas policiales rudos y racistas como el de Estados Unidos donde se piensa que en un futuro, uno de cada tres afroamericanos pisará la cárcel.

Entre las recomendaciones culturales que presentó Anel Pérez, se encuentra el proyecto Corriente Alterna, un espacio hecho por periodistas y estudiantes universitarios que ofrece al público reportajes y notas interesantes. Pueden consultarlo en corrientealterna.unam.mx

Regresa

Pulsa aquí para añadir un texto