La UNAM responde, Cómo superar el miedo y fortalecer la responsabilidad al salir del confinamiento.

Dr. José Alfredo Contreras Valdez,

Claustro de Psicología Clínica y de la Salud, UNAM.

En La UNAM Responde, conducido por Rosa Brizuela, el Dr. Carlos Rosales aclaró las dudas del público respecto a las formas de actuar con el cambio de semáforo de riesgo a color naranja. Es seguro salir a la calle y asistir a los negocios que ya están abiertos siempre y cuando todos cooperemos con las medidas de higiene y seguridad como guardar la sana distancia, lavarnos las manos, usar cubrebocas, caretas o mascarillas y guantes. Acatar todas estas medidas disminuirá el riesgo de contagio por COVID-19.

Ahora que estamos regresando a las calles y volvemos a tener contacto con las personas, hay quienes pueden experimentar angustia y miedo. Desde la psicología se identifican algunos problemas relacionados con estas circunstancias. El Dr. José Alfredo Contreras, de la Facultad de Psicología mencionó que la desesperación, la ansiedad, la depresión y el estrés son síntomas que reflejan la incertidumbre al momento de ser expuestos a situaciones que no esperábamos.

Esta pandemia está modificando el curso de la humanidad y hay que adaptarnos a los cambios de forma natural; cualquier acontecimiento donde se pone en riesgo la vida de la persona se experimenta el miedo y la preocupación. Pero hay momentos en donde esas emociones no las podemos controlar ni las canalizamos a conductas adaptativas.

El miedo también provoca que se abuse de sustancias dañinas y que se caiga en acciones extremas. Se vale tener medidas de prevención pero no es posible caer en conductas de catástrofe porque incluso podemos provocar problemas de sueño y afectar las relaciones con las personas que vivimos. Los más vulnerables son los que no cuentan con herramientas para equilibrar sus emociones.

En cuanto a la cantidad de información a la que estamos expuestos, el Dr. Contreras Valdez opinó que la información ayuda y beneficia siempre y cuando sea transmitida de una forma adecuada. Hoy tenemos un bombardeo y no tenemos certeza de donde venga. A veces hay información que tiene fines políticos y comerciales, si estamos expuestos a datos contradictorios nos genera problemas de incertidumbre.

Lo mejor es no caer en conductas disfuncionales, es decir, tener comportamientos extremos y quitarnos del miedo. La prevención debe existir para generar seguridad. Lo que nos está pasando implica vencer varios retos en colectivo, por ejemplo cuidar la salud propia y la de todos, otro es vencer la estigmatización de la gente que tuvo COVID-19.

Jacobo Dayán hizo referencia a un reporte de Human Rights Whatch, el cual indica que el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela esta deliberadamente ocultando la realidad de la pandemia en su país, en cuanto al número de personas contagiadas y el número fallecimientos. De acuerdo a las cifras oficiales, se registran hasta el momento 50 muertes por contagio de COVID-19, algo que no es creíble.

La Coordinación de Humanidades de la UNAM presentó el testimonio de la Dra. Ángeles Eraña, del Instituto de Investigaciones Filosóficas, respecto a qué pasará cuando termine la pandemia. Ella comentó que aún no tenemos respuestas para esta pregunta y esto tiene que ver con la forma en la que vemos la vida ahora, desde el balcón, a través de las pantallas, eso nos da una visión muy limitada.

En cuanto al tiempo, aunque el día parece durar poco no se percibe como algo apresurado y tiene que ver con que se hayan parado los procesos productivos. Ahora nos damos cuenta de que hay una cantidad de cosas que realmente no necesitamos. La falta del otro te hace sentir profundamente aislado, todos somos profundamente vulnerables y tenemos que recobrar las relaciones desde la ternura.

covid

Regresa

Pulsa aquí para añadir un texto