La UNAM responde, afectaciones del confinamiento prolongado por la pandemia en adultos mayores.

Dra. Verónica Montes de Oca Zavala.

Instituto de Investigaciones Sociales. Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Envejecimiento y Vejez.

En La UNAM Responde, conducido por Rosa Brizuela, el Dr. Carlos Rosales, del Instituto de Investigaciones Biomédicas se refirió a los usos del dióxido de cloro a propósito de las dudas del público respecto al consumo humano de este producto que se vende en redes sociales. El dióxido de cloro es un gas que se fabrica sintéticamente, es sumamente tóxico y sirve para blanquear textiles y pulpa de madera para obtener papel blanco.

También se usa para la desinfección de agua, pero no puede ser ingerido por las personas, pues al hacerlo puede dañar la salud provocando la hemolisis, es decir, mata los glóbulos blancos de la sangre, puede provocar insuficiencia renal e incluso la muerte. En resumen, no es bueno hacer caso a todos los anuncios de productos milagro que se venden para el supuesto cuidado de la salud.

El 15 de junio se conmemora el Día Mundial de Toma de Conciencia y Abuso en la Vejez, para hablar de este sector de la población estuvo la Dra. Verónica Montes de Oca, del Instituto de Investigaciones Sociales, quien mencionó que los adultos mayores son una población vulnerada por el Estado porque no está incluida en las políticas públicas por la falta del ejercicio de los derechos humanos.

Además de no estar incluidos en las políticas públicas, los adultos mayores también suelen recibir malos tratos y abusos en la familia y en general, son discriminados por la sociedad. Existe el maltrato psicológico, económico y hasta sexual. Cuando COVID-19 llegó a México se decía que las personas mayores serían las más afectadas y hemos visto con el tiempo que no es así. Esta pandemia nos ha hecho ver que la enfermedad afecta por la forma en la que cuidamos de nuestra salud y son población vulnerable tanto jóvenes como adultos.

Todos llevamos un adulto mayor dentro y debemos cuidarnos desde este momento para tener una vejez buena. La calidad del envejecimiento no se define por la actitud solamente, sino por las condiciones económicas, políticas y sociales. Debemos tener un envejecimiento saludable en lo físico, mental y emocional. Precisamente el terreno afectivo es un tipo de salud que poco se aborda y es preciso hacer campaña para entender por ejemplo, que el distanciamiento social provocado por la pandemia es momentáneo para no caer en episodios de soledad.

Desde el Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Envejecimiento y Vejez, la Dra. Montes de Oca apuntó que se llevan a cabo varias acciones para fortalecer los lazos en la familia y la conversación. Actualmente desarrollan un concurso de cocina intergeneracional y otro de creación de cuento corto. La convivencia debe estrecharse con los adultos mayores porque se ha perdido la capacidad para platicar.

En la familia es importante tener comportamientos democráticos para no discriminar a nadie, tampoco a nuestros adultos mayores.

Anel Pérez hizo algunas recomendaciones para el público, como disfrutar del Hip Hop en Casa del Lago y de las obras literarias de las mujeres en el siglo XX. Estas actividades y mucho más pueden consultar en cultura.unam.mx

En el lunes internacional, Flavio Florencio presentó una entrevista con Mustafa-al Sahir, director general del templo de Lúxor en Egipto, quien mostró que las ruinas se encuentran en este momento vacías ante la ausencia de turistas por la pandemia. La COVID-19 llegó a Egipto en marzo y se restringieron los servicios de museos y el acceso a turistas pero también la gente del lugar ha visto afectada su economía porque sus fuentes de trabajo dependen de este sitio considerado Patrimonio de la Humanidad.

covid

Regresa

Pulsa aquí para añadir un texto