Carlos Monsiváis. Y su afición por los gatos.