Coordinación de Difusión Cultural
| Dirección General de Televisión Universitaria |
9 de abril de 2021 
Boletín 046

Los 41 tropiezos de la heteronorma en México, espacio de reflexión sobre las diversidades sexo-genéricas

  • TV UNAM estrena Los 41 tropiezos de la heteronorma en México, una serie que explora los pasajes más destacados de la historia social y cultural de las diversidades sexo-genéricas en México
  •  Se revisarán los aportes de importantes personajes LGBTTTI de la historia, así como las resistencias que tuvieron que afrontar

Más allá de las leyes que avalan la paridad de género en los espacios de poder y de los manuales que nos indican cómo identificar prácticas homofóbicas, existe una batalla diaria de las personas que forman parte de la comunidad LGBTTTI para derrocar todas aquellas reglas heteronormativas que convierten a México en el segundo país en el mundo con más crímenes de odio por razones de género.

A propósito de esto, el martes 13 de abril, a las 21:00 horas, TV UNAM estrena Los 41 tropiezos de la heteronorma en México, una serie que explora algunos de los pasajes más destacados de la historia social y cultural de las diversidades sexo-genéricas, y pasa revista tanto a los aportes de importantes personajes LGBTTTI de la historia de México, como a las resistencias que tuvieron que afrontar.

A través de un recorrido histórico-visual por los hechos y las personalidades que marcaron la formación y evolución cultural del colectivo LGBTTTI en México, este nuevo espacio de la televisión universitaria en su primera temporada será conducido por la investigadora y promotora cultural, Mara Fortes, la bióloga e investigadora del Centro de Investigaciones interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, Siobhan Guerrero, y el cineasta Roberto Fiesco.

El recorrido histórico y cultural que propone la serie recupera personajes emblemáticos como Sergei Eisenstein, Frida Kahlo, Salvador Novo, Carlos Monsiváis, Amelio Robles, además de pasajes legendarios como El baile de los 41, y temas relevantes como la cultura del cabaret, la primera marcha del orgullo gay y los muxes, entre otros.

A decir de Roberto Fiesco, quien a través de sus producciones ha abogado por la visibilidad de la comunidad homosexual, esta serie marca un antes y un después en cómo las televisoras, a demanda de sus espectadores, se ven obligadas a realizar producciones cada vez más inclusivas.

Los 41 tropiezos de la heteronorma en México también puede leerse como un manifiesto en el que las personas sexo-genéricas reclaman sus propios espacios para hablar de sí mismas, sin necesidad de apelar a un tercero, que por lo general es un hombre heterosexual.

“Desafortunadamente en los medios tradicionales hay muy poca representación de la diversidad sexual y la que hay suele ser negativa: el estereotipo y la burla. Creo que por eso la diversidad acaparó un medio más plural como las redes sociales”, comentó Fiesco.

Lo que haremos en Los 41 tropiezos de la heteronorma en México es tratar de hablar de esa diversidad con nuestros propios puntos de vista y desde las experiencias de cada uno, como parte de la comunidad LGBTTTI. El objetivo es romper con la idea de que la diversidad sexo-genérica pertenece al terreno de lo estigmatizado. “El mensaje es que las personas de la diversidad sexual son capaces de pensarse a sí mismas y representarse a sí mismas”, explicó Siobhan Guerrero, también cofundadora del Laboratorio Nacional Diversidades y activista por los derechos trans.

Siobhan Guerrero relata como ella misma, fuera de los espacios seguros que la Universidad pudo brindarle, experimentó la discriminación y la violencia de género en carne propia.

Una experiencia con matices distintos, pero similar a la que vivió Roberto Fiesco, en la década de los 90, siendo aún estudiante del entonces llamado CUEC, cuando el director del IMCINE, en ese momento, le dijo tajante: “no vamos a financiar películas de maricones”.

Para Fiesco, aquellas palabras se convirtieron en una verdadera afrenta que lo llevó no sólo a luchar por la realización de sus propias películas, explícitamente diversas, sino a que el propio IMCINE las financiara.

“Desde que estaba en la escuela, el sólo hecho de hacer estas películas ya representaba una postura política, de rebeldía y disidencia. Afortunadamente muchas cosas han cambiado, pero en ese entonces no había ninguna legislación sobre la discriminación. Era difícil reflejar estas miradas. La propia industria audiovisual trataba de negar su existencia y luego se sigue pensando que la homofobia ya no existe. Ahora es normal ver por la UNAM a una pareja besándose, antes, hablar acerca de cómo era ser gay en la Universidad era una batalla. Ahora vemos que hay muchas telenovelas, incluso en horario prime time, que en su elenco tienen a una pareja gay, aunque estén mal hechas tenemos que aceptar que su discurso es incluyente, me parece que es algo avanzado si pensamos en que es la televisión, pero es justo lo que la Universidad está haciendo con este programa, lograr visibilidad”, contó.

Y es que, si bien las desigualdades que enfrentan los miembros de la comunidad LGBTTTI son atribuidas a sus preferencias sexuales, es importante no olvidar –dice Mara Fortes– que estas desigualdades también están ligadas a un contexto histórico particular, a una etnicidad y a una clase social. Atributos que hacen difícil analizar la colectividad del LGBTTTI como uno solo, porque en realidad –agrega Fortes– es un prisma multicolor compuesto de multiexperiencias.

Los 41 tropiezos de la heteronorma en México se transmitirá los martes, a las 21:00 horas, con retransmisión los sábados, a las 19:30 horas.