EN VIVO

BÚSQUEDA DE CONTENIDOS


    

Escriba palabras (o partes de ellas) en cualquier orden, use letras mayúsculas o minúsculas, con o o sin acentos. Ver más
Buscar en los títulos
Buscar en los textos

RÍO REVUELTO | MUSEO DEL MAÑANA


Río revuelto, serie que reflejó la actualidad brasileña como parte del programa Olímpicamente que TV UNAM produjo durante los Juegos Olímpicos, recibió el premio Pantalla de Cristal 2016. Esta serie marcó el inicio de la nueva imagen y programación que vivió el canal en 2016. Conducido por Marco Hernández, Río revuelto adentró al espectador en la escena cultural y política de un país que se volvió el centro del mundo durante unos meses y el cual no hay que perder de vista. 

Además, como complemento se estrenará este mes el documental Río revuelto, visión panorámica que engloba toda la esencia del proyecto.


Estamos en el Museo del Mañana, en Puerto Maravilla. Quizá el edificio más polémico de todos los que se han construido en Río de Janeiro desde que la ciudad ganó la sede de los Juegos Olímpicos, 

inaugurada apenas en diciembre del año pasado, la construcción tiene la firma del arquitecto español Santiago Calatrava, y eso explica buena parte de la controversia.

Con 15,000 metros cuadrados, de los cuales apenas 5,000 están destinados a galerías para exposición, el edificio destaca desde el exterior por su voladizo de 75 metros que se proyecta sobre la plaza Mauá, por sus alas móviles en los costados, dotadas de paneles solares, por las certificaciones de sustentabilidad que ostenta… y por presentar ya los mismos problemas que la mayoría de las obras de Calatrava alrededor del mundo: costos enormes de mantenimiento, y una preocupación mayor por el efecto escultórico del exterior que por su contexto histórico y la habitabilidad de sus espacios

Interiores que, en este caso, plantearon al equipo curatorial y museográfico el reto de trabajar con una sala larga y angosta, que imponía severas restricciones. El reto, para fortuna de los visitantes, fue enfrentado con gran creatividad por el equipo de científicos, curadores, artistas y arquitectos brasileños que tuvo la responsabilidad de dotar de un contenido a este cascarón.

Leonardo Menezes, gerente de contenidos del museo, sintetiza así el planteamiento general como una invitación a reflexionar acerca del futuro como un mañana inmediato, abierto y, por tanto, responsabilidad de todos, se traduce en un recorrido que genera experiencias estéticas que ilustran información científica y preguntas filosóficas.

¿De dónde venimos?, ¿quiénes somos?, ¿hacia dónde nos dirigimos?, ¿cómo queremos vivir?, son los cuestionamientos que plantean las cinco secciones de la exposición permanente, en la que una película dirigida por Fernando Meirelles sirve para reflexionar sobre las dimensiones del cosmos; una pieza del artista estadounidense Daniel Wurtzel invita a pensar sobre la interacción de materia, vida y mente; el trabajo documental del biólogo Cristian Dimitrius lleva al interior del museo la diversidad de la flora y fauna de Brasil; la producción fílmica de Vicente Kubrusly, instalada en tótems, expone el concepto del antropoceno; un juego sobre los distintos mañanas posibles, desarrollado por SuperUber, hace evidente que nuestras acciones tienen consecuencias; 

y el espacio sensorial que remata el recorrido, obra de la arquitecta Mónica Lobo, el diseñador Muti Randolph y el músico Lucas Marcier invita a reflexionar acerca de lo que cada uno de nosotros va a hacer con toda la información recibida durante la visita. Una intensa experiencia estética que traduce el trabajo permanente de un laboratorio de observación sobre el mañana, en el que un equipo de más de 50 científicos actualiza información y tendencias sobre todos los temas abordados en el museo.

Al final, para recordarnos que el mañana está aquí, una vista sobre la bahía de Guanabara, con sus complejos problemas ecológicos, nos regresa al presente… y casi nos hace olvidar el costo de los caprichos de Santiago Calatrava.


 
 
 


    ABRE LOS OJOS