Vine a decir adiós

May, heredera de un gran imperio manejado por su madre, siempre ha tenido que dar forma a las piezas del rompecabezas que representa su padre, la muerte de su padre. Hasta que le es revelado un secreto que la hará iniciar el viaje más duro de su existencia. Ahora tiene una necesidad por recordar las últimas palabras que escuchó de él y recorrerá miles de kilómetros en su búsqueda. En el trayecto deberá encontrar las piezas del rompecabezas en una ciudad desconocida que la llevarán a descubrir algo mucho más profundo y que la ayudarán a enfrentar lo que hasta ahora le resulta conocido. Sin importar nuestro lugar de origen, una pregunta resuena ¿Por qué al buscar respuesta de lo que pasa alrededor de nuestra vida, terminamos por encontrarnos a nosotros mismos?

Entra al micrositio de

FITU 25º