Primera persona- Ruy Pérez Tamayo

Para mí no existe nada comparable con la medicina: la posibilidad de meterse en algo que va a resultar en beneficio de poca o de mucha gente… uno nunca sabe. Yo quería ser como mi hermano mayor: Rafael; si él hubiera querido ser bombero yo hubiera sido bombero: yo quería ser como él y mi hermano mayor se inscribió en la escuela de medicina y al año siguiente yo me inscribí en la escuela de medicina. Desde entonces di clase, cuando era alumno de quinto, en el sexto año también di clases. Y entonces yo tenía la tradición de ser un estudiante muy académico y de ser profesor desde muy temprana edad y esto me acompañó durante toda mi vida.. yo era el niño catedrático así me decían, verdad,Yo ejercí la medicina durante veintitantos años en distintas instituciones, en ésta, pero después me incliné más por ser investigador, como aprendí con Raúl Fernández Peón al principio operando gatos y después haciendo autopsias con mi maestro, entonces siempre fui más académico y científico que médico practicante. Porque el secreto de la ciencia es precisamente ese: hacer preguntas, uno hace preguntas cuyas respuestas no conoce.

Entra al micrositio de

Inventario