Presea Sor Juana a Margo Glantz

Cuando parece que la FIL toma su ritmo, algo sucede: decenas por no decir cientos de paseantes, en su mayoría jóvenes, se dirigen entre risas a la misma dirección: el Salón del Cómic y Novela Gráfica que por segundo año consecutivo renueva el espíritu festivo con stands de exhibición, materiales coloridos y originales y la presencia de ilustradores y narradores en el Foro Rius donde comparten experiencias cotidianas y hablan sobre los retos de estas formas de contar historias.