El uso de popotes es común y cotidiano para las personas, Como una alternativa sustentable al plástico, dos alumnas del CCH Oriente, desarrollaron un bioplástico con el que crearon popotes que se degradan de cuatro a seis meses y con un costo más económico que los comerciales.