Diego Rivera y la cuarta dimensión.

Segunda parte: Apresar el tiempo. Los sueños de la razón.

En 1910 Diego Rivera regresó a México, después de estudiar cuatro años en Europa, para montar su primera exposición individual, al tiempo que el gobierno de Porfirio Díaz celebraba las fiestas del centenario. La fecha de la inauguración se convertiría en una muy significativa para México: 20 de noviembre de 1910. Los siguientes diez años el país se desangró en una cruenta guerra civil. Rivera, en Europa peleó sus propias batallas: conquistar la cuarta dimensión, concepto relacionado con las nuevas ideas del espacio y el tiempo que atormentaba la imaginación de científicos, literatos y artistas de vanguardia.

Entra al micrositio de

Los sueños de la razón