Cátedra Bergman: Dramafest

Los contextos políticos, artísticos y sociales influyen en las formas narrativas que en este siglo van consolidándose como referentes de la conceptualización y los procesos creativos que desembocan en las teatralidades. En los escenarios se producen encuentros de territorios y generaciones que se alimentan del contacto con el público y de otras obras y lecturas, que también retratan su tiempo a su manera y componen un paisaje iberoamericano actual, que no pierde el pulso histórico de las tradiciones y continúa en un flujo de signos que enriquecen las fuentes escénicas en nuestros países. Las tensiones entre las identidades colectivas y las resistencias individuales aportan conflictos a las tramas contemporáneas. Lo divino y lo profano mantienen un magnetismo que hoy se representa con códigos y claves que buscan a sus públicos.