EN VIVO

BÚSQUEDA DE CONTENIDOS


    

Escriba palabras (o partes de ellas) en cualquier orden, use letras mayúsculas o minúsculas, con o o sin acentos. Ver más
Buscar en los títulos
Buscar en los textos

LOCO FIN DE SEMANA | CURTIS HANSON


Martes 22 de noviembre, 22:00 horas

Basada en la novela homónima de Michael Chabon (Wonder boys, en inglés) esta cinta reúne a algunos de los mejores actores de Hollywood en una producción que, a pesar de la gran respuesta que tuvo de la crítica, fue un gran fracaso en taquilla.


Escucha el debate de Cinemateca aquí

Curtis Hanson dirige esta hilarante historia que, a pesar de estar saturada de momentos divertidos, no deja de ser un drama existencialista. Hanson, que llegó a la fama con el lanzamiento de La mano que mece la cuna en 1992 y que falleció en septiembre de este año, ensambló un equipo de talentosos actores, entre los que destaca Michael Douglas en uno de los mejores papeles de su carrera.

La cinta gira alrededor de Grady Tripp (Douglas), un escritor atormentado por la presión de continuar con el camino que su exitosa primera novela había cimentado, al mismo tiempo es profesor universitario de literatura. Pero el frustrante bloqueo que tiene frente al papel en blanco es solamente uno de sus problemas, además su mujer acaba de dejarlo y por si esto no es suficiente, la rectora de la universidad —con quien tiene un romance— le anuncia que está embarazada y aún no decide qué hacer con el bebé.

A la narrativa se integran dos personajes esenciales: James Leer (Tobey Maguire), un estudiante autodestructivo pero brillante con el que Tripp desarrolla una empatía inmediata, y Terry Crabtree —interpretado por un Robert Downey Jr. que apenas se encontraba en camino a la redención tras sus problemas de adicción—, el extravagante editor de Grady que llega a Pittsburgh deseando ver los avances de su hombre maravilla, sin embargo este se niega a mostrarlos.

El desarrollo de cada uno de los personajes y la manera en la que Hanson los va introduciendo a escena es extraordinaria, quizás debido en gran parte a la perfección con la Chabon describió a cada uno de protagonistas en su y el buen trabajo que Steve Kloves hizo al adaptarla al cine, permitiendo que cada uno evolucione a lo largo de un fin de semana sumamente sui géneris en el que habrá desde una chamarra que utilizó por Marilyn Monroe, un perro que sufre un destino inesperado, una fiesta descontrolada y una cena familiar poco convencional. 

Dentro de la obsesión detallista de Hanson se pueden apreciar varios guiños que le dan forma a la historia y a sus personajes, por ejemplo entre los libros que aparecen en el escritorio de James Leer se encuentran La plaga, de Albert Camus; Plegarias atendidas, de Truman Capote; y Hollywood Babilonia, de Kenneth Anger, ofreciendo rasgos de personalidad de Leer sin necesidad de ser descriptivo u obvio. Otro detalle interesante es que en la mayoría de las escenas puede verse alguno de los 3 puentes principales de Pittsburgh (ya sea los puentes reales, fotografías, ilustraciones o espectaculares), lo que sirve como una analogía sutil de que todos los personajes de la historia se encuentran en un punto en el que tienen que decidir si cruzar o no hacia el otro lado.


 
 
 


    ABRE LOS OJOS