EN VIVO

BÚSQUEDA DE CONTENIDOS


    

Escriba palabras (o partes de ellas) en cualquier orden, use letras mayúsculas o minúsculas, con o o sin acentos. Ver más
Buscar en los títulos
Buscar en los textos

LA SIRENA DEL MISSISSIPPI | FRANÇOIS TRUFFAUT


Martes 3 de enero, 15:00 horas

Un hombre adinerado conoce a una mujer por correspondencia, después de intercambiar muchas cartas, decide que es momento de casarse con ella. Cuando finalmente la conoce en persona, parece diferente que la mujer de quien se enamoró, pero ignora su instinto y mantiene la boda. Un thriller erótico con el toque que solamente uno de los mejores directores franceses puede ofrecer.


El ritmo con el que Truffaut narra la historia de Louis Mahé (Jean-Paul Belmondo) y Julie Roussel (Catherine Deneuve) es lento y angustiante, como si sumergiera al espectador en una agonizante caída libre que anuncia un impacto violento e inminente pero no permite agarrarse de ninguna parte.

Para mantener la relación entre ambos protagonistas desarrollándose al mismo tiempo en vida real que en la pantalla, Truffaut eligió filmar en orden cronológico, reescribiendo algunas escenas conforme las interacciones entre Belmondo y Deneuve iban sucediendo. 

Una vez que Mahé y Roussel se conocen, ambos confiesan que omitieron algunas verdades durante sus intercambios escritos: ella, sumamente atractiva, envió una fotografía de otra persona para asegurarse que sus intenciones no eran superficiales, mientras que él, un exitoso tabacalero en la isla de Reunión, evitó decirle que en realidad es un hombre rico. Ya sin mentiras aparentes, la pareja se casa rápidamente, pero conforme avanza la relación, Roussel irá desenmascarando algunas perversiones que hipnotizan a Mahé ante el hecho de las muchas inconsistencias entre lo que su enamorada por escrito decía y lo que su reciente esposa hace. 

Al poco tiempo del matrimonio, la hermana de Julie llama desesperada por saber qué ha sido de su familiar, pues asegura que la mujer con la que se casó Louis no es Julie realmente y ahora ha desaparecido con una gran suma de dinero de su marido. 

La trama continúa desenvolviéndose en un ambiente plagado por mentiras que van aumentando la tensión entre los personajes. Deneuve, que volvió a trabajar con Truffaut en El último metro en 1980 y trabajó con directores de la talla de Buñuel y Polanski hace una extraordinario papel como femme fatale, convenciendo a todos de su inocencia a pesar de las pruebas en su contra. Por su parte Belmondo, quien inició su carrera en el teatro, también hace un excelente trabajo con un personaje que evoluciona rápidamente conforme la cinta avanza.