EN VIVO

BÚSQUEDA DE CONTENIDOS


    

Escriba palabras (o partes de ellas) en cualquier orden, use letras mayúsculas o minúsculas, con o o sin acentos. Ver más
Buscar en los títulos
Buscar en los textos

ESPACIOS | AIRES SOCIALISTAS, HANNES MEYER EN MÉXICO


Aquí y ahora 

Hannes Meyer, segundo director de la Bauhaus, en Dessau, llegó a México en el verano de 1939 para dirigir el recién inaugurado Instituto de Urbanismo y Planificación adscrito al IPN. El arquitecto suizo había estado en Rusia y ahora era momento de venir a compartir su experiencia en nuestro país.


Año 1919. Mientras México, todavía entre los últimos fogonazos de la Revolución, se encaminaba hacia la estabilidad institucional y nuevas políticas sociales, del otro lado del Atlántico, Alemania amanecía del trauma de un conflicto mundial, en el fango de la derrota y el desplome económico. En la ciudad de Weimar se proclama una nueva constitución y el Imperio Alemán se vuelve república. Es una democracia frágil, sacudida por revueltas intermitentes y antagonismos políticos feroces. Pero el cambio produjo también una explosión intelectual y artística enérgica y crítica. Sobre las cenizas del conservadurismo, las vaguardias entonaban los versos de Brecht con la música de Kurt Weill; el rostro convulsionado del país quedó impreso en los cuadros de Grosz y Otto Dix, en las películas de Lang, Lubitch, Wiene o Murnau. Existía también el impulso de construir otra realidad; después de la devastación había que generar ideas que proyectaran las formas y modos de una vida más justa… para todos.

Es en Weimar donde Walter Gropius, en 1919, funda la escuela que será parteaguas  en la historia del diseño industrial y de la arquitectura del siglo XX: la Bauhaus, la Casa de la Construcción.

 
 
 


    ABRE LOS OJOS