EN VIVO

BÚSQUEDA DE CONTENIDOS


    

Escriba palabras (o partes de ellas) en cualquier orden, use letras mayúsculas o minúsculas, con o o sin acentos. Ver más
Buscar en los títulos
Buscar en los textos

ENTREVISTAS (IM)POSIBLES | FRANCIS BACON


Aquí y ahora

Es (im)posible descifrar los rostros plasmados en la obra de  Francis Bacon. Pero en la entrevista entre el Dr. Iván Ruiz, del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, y el Dr. Sergio Rodriguez Blanco, ensayista, periodista y crítico, serán descubiertas muchas verdades.


Rostros retorcidos y cuerpos mutilados: figuras descompuestas y expuestas desde distintas perspectivas, así puede definirse el estilo de Francis Bacon.

Una inmersión pictórica al lado más oscuro y salvaje del alma humana deja al descubierto los traumas que quedaron como secuela de la Segunda Guerra Mundial. 

Tras una infancia difícil —y una juventud atormentada por la guerra—, Bacon decidió utilizar el cuerpo humano como el medio para expresar sus sentimientos e inquietudes, alterándolo a un nivel desconocido hasta entonces. Su influencia desencadenó una tendencia destacada entre los artistas contemporáneos mejor conocida como Nueva Figuración.

La inspiración del irlandés se remonta a diversas fuentes iconográficas que van desde las fotografías de Eadweard Muybridge y los cuadros de películas de Eisenstein y Buñuel, hasta una interacción cercana con obras de Picasso y otros artistas españoles, tal como lo manifestó en su interpretación de “Retrato del Papa Inocencio X” realizado por Diego Velázquez. 

Esta obra marcó uno de los momentos clave para el pintor, pues es aquí cuando deja al descubierto el estilo desgarrador y dramático aplicado a sus lienzos. En manos de Bacon, la pieza realizada en la primavera de 1650 —un retrato de gran realismo, en el cual un hombre sentado en un trono da una impresión de poder imponente— recibe un tratamiento con colores sombríos en los que sobresalen el negro, el azul, el violeta, el amarillo y el blanco. La pintura de Bacon, a diferencia de la de Velázquez, exhibe el lado más trágico de la humanidad.

Pero no solamente es Bacon quien se inspiró en la obra de otros artistas. Sus piezas han servido como guía para muchas interpretaciones posteriores. El cineasta David Lynch tomó algunas obras de Bacon realizadas en los años cincuenta para la cinta El hombre elefante (1980), cinta en la cual se presentan una serie de siluetas retorcidas. 

via GIPHY

También algunos videos musicales se basan en el imaginario del artista irlandés, tal es el caso de Mark Romanek quien dirigió el video “Closer” de Nine Inch Nails, retomando el cuadro titulado “Painting”.

Nine Inch Nails: Closer (Uncensored) (1994) from Nine Inch Nails on Vimeo.

En el arte, el argentino Jorge Demirjian utilizó una técnica similar para su cuadro“Dos figuras”, sin embargo en su trabajo se destaca más la melancolía que el horror de la deformidad. Y, en casos más recientes, el cineasta Christopher Nolan aceptó haber sido influenciado por la obra de Bacon para la conceptualización del uno de sus personajes más memorables: el “guasón” de El caballero de la noche, interpretado por Heath Ledger y cuya imagen se convirtió en uno de los sinónimos de la 

maldad humana.

via GIPHY




    ABRE LOS OJOS